sábado, 26 de marzo de 2011

Componentes y Estructura de la Personalidad


La personalidad está integrada por tres componentes distintos que interactuan entre sí: el ello, (id), el yo (ego) y el superyó (superego).

El ello es la parte de la personalidad más primitiva , no organizada e innata. Presente desde elomoento del nacimiento, el único propósito del ello es la reducción de la tensión generada por pulsiones primitivas relacionadas con el hambre, la sexualidad, la agresividad y los impulsos irracionales.
Los insitintos de la vida y los de la muerte forman parte de lo que Freud llamó ello, el ello opera según el principio del placer, pues intenta conseguir la manifestación inmediata y,por lo mismo, busca el placer y evita el dolor.
Pero el ello no lo logra satisfacer los instintos; debe tener contacto con la realidad para aliviar su malestar, y este nexo que lo une con la realidad es el yo.

                                                            

El Yo controla todas las actividades relacionadas con el pensamiento y el razonamiento. Por medio de los snetidos el yo llega a conocer el mundo exterior y también controla las formas de satisfacer los impulsos del ello en el mundo externo. El yo se basa en el principio de la realidad, es decir, protege al individuo contra los peligros que resultarían de la satisfacción insdriminada de los impulsos del ello. Tiene un razonamiento inteligente, el yo trata de aplacar los deseos del ello hasta que pueda cubrirlo sin peligro y con éxito.  El yo sigue al principio de realidad, satisfaciendo los impulsos del Ello de una manera apropiada. Utiliza razonamiento realista característico de los procesos secundarios que se podrían originar. Como ejecutor de la personalidad, el Yo tiene que mediar entre las tres fuerzas que le exigen: el mundo de la realidad, el Ello y el Superyó, el yo tiene que conservar su propia autonomía por el mantenimiento de su organización integrada.

El superyó se desarrolla a partir de las experiencias vividas. Para Freud, los niños pequeños no poseen un superyó debido a que son amorales y hacen todo los que le procura placer. Al ir creciendo, asimilan y hacen propias esas normas morales que son enseñadas por los padres. Con el tiempo, la restrincción de acciones según las normas se interiorozan y es el propio sujeto quien hace una valoración de lo que es bueno o malo. Así el superyó actúa conscientemente asumiendo la tarea de guiar al yo.
El superyó en la enseñanza clásica freudiana es una instancia que no está presente desde el principio de la vida del sujeto, sino que surge a consecuencia de la internalización de la figura del padre como un resultado de la resolución el complejo de Edipo. Compara las acciones del yo con un yo ideal de perfección y luego premia o castiga al yo según ese patrón.

                                        

                                           
Ello, Yo y Superyó, son conceptos fundamentales en la teoría del psicoanálisis con la que Freud intentó explicar el funcionamiento psíquico humano, postulando la existencia de un "aparato" psíquico que tiene una estructura particular. Sostuvo que este aparato está dividido, a grandes rasgos, en tres instancias, el Ello, el Yo y el Superyó, que sin embargo comparten funciones y no se encuentran separadas físicamente. A su vez, gran parte de los contenidos y mecanismos psiquicos que operan en cada una de estas entidades son inconscientes.

                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada